Tulum es la joya escondida de la Riviera Maya. Un destino caribeño lleno de historia, cultura y magia, el cual ha ganado una gran popularidad en los últimos años.

Tulum está dividido en tres “zonas”, cada una con una personalidad y vibra única. En esta guía te daremos a conocer cuáles son estos tres diferentes lugares y que puedes hacer en cada uno de ellos.

El Centro

Tulum es un “Pueblo Mágico”, designación que se da a los lugares que cuentan con historia, cultura y tradiciones. Este reconocimiento busca la preservación de la herencia cultural e histórica a través del turismo.

Tulum atrae a un número significante de visitantes durante todo el año, pero la zona centro —también conocida como “El Pueblo”— es el lugar más tranquilo, ya que la mayoría de las personas se concentran en las otras dos zonas. Si quieres conocer la verdadera esencia de Tulum e interactuar con los locales, el centro es el lugar perfecto.

 

 

De compras

A diferencia de otras ciudades, el centro de Tulum es pequeño y las opciones de hospedaje y alimentos que se encuentran allí son más sencillas que las de la zona hotelera, pero lo compensa su vibra relajada y bohemia. Las tiendas y boutiques que se encuentran aquí venden varias artesanías locales como atrapasueños, vestidos, joyería, salidas de playa, bolsas, entre otros tipos de souvenirs, que en su mayoría son hechos a mano por las personas locales.

Vida nocturna

No dejes que su ambiente de paz y tranquilidad te engañe, ya que al ponerse el sol la vibra se vuelve mucho más alegre. Aunque no hay grandes discotecas en la ciudad, hay muchos restaurantes, bares y clubes de playa que ofrecen un buen ambiente, ideales para experimentar la vida “Tuluminati”.

Uno de los eventos imperdibles son las Full Moon Parties. Estas se llevan a cabo cada luna llena en Papaya Playa Project. Si las fiestas son lo tuyo, definitivamente debes ir a una de estas; Son únicas y muy populares.

 

 

Sitio arqueológico

Este lugar data del siglo XIII. En su apogeo, el asentamiento llegó a tener aproximadamente 1,500 habitantes.

El extenso complejo cuenta con más de 60 estructuras destacando El Castillo el cual tiene una altura de 7.5 metros y cuenta con un pequeño santuario; además justo abajo hay una cueva y una playa en una división en los acantilados que debe haber sido perfecta para las canoas de comerciantes que llegaban. Esta característica del sitio es probablemente una de las razones por las que los mayas fundaron aquí la ciudad de Tulum que después se convertiría en un prominente puerto comercial.

Otra de las estructuras más importantes es el Templo de Los Frescos. Nombrado así por los coloridos murales que se encuentran en su interior. Este vestigio es el mejor conservado, ya que aún se pueden ver claramente los colores originales de los murales.

Y para concluir está la casa de Halach Uinic. Este palacio era la casa del sumo sacerdote, líder religioso y político de esta antigua ciudad maya. Aunque el techo y algunas de las paredes se han ido cayendo con el paso del tiempo, la mayor parte de la estructura sigue en pie.

Pro tip: Este sitio arqueológico es el más visitado de la Riviera Maya, por lo que, si quieres evitar a las multitudes, te recomendamos llegar muy temprano en la mañana o por la tarde, antes de que se ponga el sol. Estas también son las mejores horas para visitar el lugar, ya que el amanecer y el atardecer le dan un toque de magia y misticismo al sitio arqueológico.

 

Zona hotelera

La tercera “zona” más importante de Tulum, ubicada a lo largo de la costa a unos pocos kilómetros al sur de la zona arqueológica. Aquí se encuentran los mejores hoteles del destino, la mayoría de ellos hoteles boutique que reciben a todo tipo de viajeros, desde mochileros hasta hombres de negocios que están en busca de un lugar de total desconexión y relajación. Dentro de las instalaciones de estos hoteles podrás encontrar galerías de arte, boutiques, restaurantes, cafeterías, centros de yoga, spas e incluso locaciones de bodas que estamos seguros que te cautivarán.

Si buscas opciones más accesibles, puedes hospedarte en alguna de las cabañas, las cuales son muy populares entre los mochileros y viajeros que vienen con un presupuesto limitado.

Disfrutar de un día de playa es de las actividades por excelencia. Sus playas de arena blanca y mar azul turquesa harán que quieras pasar horas debajo de una sombrilla, tomando una bebida refrescante, o sumergirte en sus refrescantes aguas realizando actividades acuáticas como snorkel, paddleboard, kitesurf o buceo.

 

Otras cosas que ver y hacer

Si ya terminaste de explorar todo Tulum pero te quedaste con ganas de más, hay algunos lugares a sus alrededores que vale la pena que visites:

Cobá y Muyil

Si quieres conocer más acerca de la cultura maya del Caribe Mexicano, entonces dirígete a Cobá y Muyil. Estos sitios son muy diversos entre sí pero igual de bellos e imponentes. Ambos se encuentran muy cerca de Tulum y están abiertos de lunes a domingo.

Reserva de la Biósfera Sian Ka’an

Ubicada en Maya Ka´an, una región al sur de Tulum. Es un Área Natural Protegida que comprende playas, dunas, cenotes, arrecifes de coral y una selva tropical. Puedes contratar algún tour para observar la fauna local como aves, cocodrilos, delfines, entre otros.

Apoya a las cooperativas locales

Si deseas una auténtica experiencia eco turística, echa un vistazo a Community Tours, una cooperativa comunitaria que opera excursiones a las diversas comunidades de Maya Ka´an. Algunas de las actividades que ofrecen son pesca sostenible de langosta, tours de observación de aves, inmersiones culturales, recorridos gastronómicos y mucho más.

Esperamos que disfrutes tu visita y cuando estés aquí, no olvides etiquetarnos en tus redes, ¡nos encantará compartir tu experiencia!